misión y visión

Asuntos del condado de Pima

Nuestra comunidad está lidiando con desafíos significativos, y es crucial que tengamos información precisa para guiarnos hacia adelante. Existe la preocupación de que la actual Fiscal del Condado de Pima, Laura Conover, pueda no estar proporcionando la imagen completa. Ha salido a la luz que ella está participando actualmente en un programa obligatorio de desvío de ética como una alternativa a la disciplina por parte de la fiscalía. Colegio de Abogados del Estado de Arizona.

Delitos violentos

Soy plenamente consciente del reciente recrudecimiento de la delincuencia violenta en nuestra comunidad, y mi máxima prioridad es abordar este problema con una estrategia global y firme.

Para combatir este aumento de la violencia, mi oficina dará prioridad a la asignación de recursos y al apoyo a las fuerzas del orden. Esto incluye garantizar que nuestros departamentos de policía estén bien financiados, cuenten con el personal adecuado y estén formados en las estrategias más eficaces de lucha contra la delincuencia. También es fundamental hacer hincapié en la policía de proximidad, ya que fomenta un vínculo de confianza crucial entre las fuerzas del orden y la comunidad, esencial para disuadir y resolver los delitos.

Además de estas medidas, mi oficina se centrará en las causas profundas de la delincuencia. Es fundamental colaborar con los servicios sociales, las instituciones educativas y los programas de desarrollo económico para abordar problemas subyacentes como la pobreza, las carencias educativas y el desempleo. Al abordar estos retos sociales, pretendemos reducir la probabilidad de que las personas recurran a actividades delictivas.

Además, como Fiscal del Condado, me comprometo a garantizar que aquellos que cometan delitos violentos se enfrenten a las consecuencias legales apropiadas. Mi oficina procesará rigurosamente a estos delincuentes, garantizando la justicia para las víctimas y defendiendo al mismo tiempo los principios de imparcialidad y debido proceso en nuestro sistema legal.

Además, creo en el poder de las asociaciones comunitarias. Trabajando en estrecha colaboración con las organizaciones locales, las escuelas y las empresas, podemos desarrollar iniciativas eficaces de prevención de la delincuencia, prestar apoyo a las víctimas y centrarnos en la rehabilitación de los delincuentes. Este planteamiento de colaboración es vital para crear una comunidad más segura.

Mi planteamiento como fiscal del condado para hacer frente al aumento de los delitos violentos es polifacético: centrarme en el apoyo a las fuerzas del orden, abordar las causas profundas, garantizar la justicia y fomentar las asociaciones comunitarias. Me comprometo a hacer de nuestro condado un lugar más seguro para todos sus residentes.

Fentanilo

Reconozco el impacto devastador de la crisis del fentanilo en nuestra comunidad, incluido el alarmante aumento de las sobredosis. Mi oficina está comprometida con un enfoque agresivo y polifacético para combatir esta epidemia. En primer lugar, intensificaremos nuestros esfuerzos para perseguir a las personas y redes responsables de la distribución de fentanilo. Esto incluye no sólo a los traficantes callejeros, sino también a los que están más arriba en la cadena de suministro. Aprovecharemos nuestros recursos de investigación y colaboraremos estrechamente con las fuerzas del orden locales, estatales y federales para desmantelar estas operaciones de narcotráfico.

En segundo lugar, me comprometo a trabajar en colaboración con profesionales de la salud, educadores y líderes comunitarios para concienciar sobre los peligros del fentanilo. Las campañas de educación pública se centrarán en la prevención, destacando los riesgos asociados a esta potente droga y proporcionando información sobre cómo detectar y responder a las sobredosis.

Para abordar el problema de las sobredosis, mi oficina apoyará la disponibilidad generalizada de medidas que salvan vidas como la naloxona (Narcan) y abogará por su accesibilidad en lugares públicos y entre los primeros intervinientes. Además, promoveremos el uso de tribunales de drogas y programas de rehabilitación como alternativas al encarcelamiento para quienes luchan contra la adicción. Este enfoque no sólo ayuda a las personas a recibir el tratamiento que necesitan, sino que también ataja el problema de raíz, reduciendo la probabilidad de reincidencia.

Además, me comprometo a fomentar las asociaciones con organizaciones locales y nacionales centradas en la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias. Colaborando con estos grupos, podemos desarrollar estrategias más eficaces para combatir la crisis del fentanilo y prestar apoyo a los afectados.

Como Fiscal del Condado, mi enfoque para luchar contra la epidemia de fentanilo y hacer frente a las sobredosis es integral, e incluye la aplicación rigurosa de la ley, la educación pública, opciones de tratamiento accesibles y la colaboración de la comunidad. Es imperativo que tomemos medidas decisivas para proteger a nuestros ciudadanos y erradicar esta peligrosa amenaza de nuestra comunidad.

Robo en comercios

Soy plenamente consciente del reto cada vez mayor que plantean los hurtos en el comercio minorista, que no sólo repercuten en los negocios por las mermas y los posibles cierres, sino que también imponen costes significativos en la protección de la propiedad. Mi oficina se ha comprometido a abordar este problema de manera integral, equilibrando la necesidad de una aplicación efectiva de la ley con el apoyo a nuestra comunidad empresarial.

En primer lugar, estamos intensificando nuestros esfuerzos para perseguir los hurtos en el comercio minorista. Esto incluye trabajar estrechamente con las fuerzas del orden para garantizar una respuesta rápida y eficaz a los incidentes denunciados. Nos centraremos en desmantelar las redes organizadas de hurto en comercios, que a menudo están detrás de hurtos a gran escala, y perseguiremos estos casos con firmeza.

También reconocemos la importancia de la colaboración con el sector minorista. Mi oficina establecerá alianzas con empresas locales y asociaciones de minoristas para comprender mejor sus retos y desarrollar estrategias a medida para combatir los hurtos. Esto incluye compartir las mejores prácticas para la prevención de robos y explorar soluciones innovadoras como la mejora de la tecnología de vigilancia y la mejora de la distribución de las tiendas para disuadir de los robos.

Además, mi oficina defenderá y apoyará medidas legislativas que aborden las causas profundas del hurto en comercios, como la pobreza y la adicción, que a menudo empujan a las personas a cometer estos delitos. Si abordamos estos problemas subyacentes, podremos reducir la incidencia de los hurtos a largo plazo.

También somos conscientes de los importantes costes que supone para las empresas proteger sus bienes. Para aliviar esta carga, exploraremos oportunidades de financiación y subvenciones que puedan ayudar a las empresas a implantar medidas de seguridad eficaces. Esto podría incluir subvenciones para sistemas de seguridad avanzados o contribuciones para la contratación de personal de seguridad.

Además de perseguir a los delincuentes, estudiaremos programas de desvío para delincuentes primerizos y de poca monta, centrados en la rehabilitación y la restitución. Este planteamiento no sólo contribuye a reducir la reincidencia, sino que también ayuda a recuperar las pérdidas de las empresas afectadas.

Por último, mi oficina emprenderá campañas de concienciación pública para poner de relieve el impacto de los hurtos en el comercio minorista en nuestra economía local y en la comunidad. Aumentando la comprensión pública de este problema, pretendemos fomentar un esfuerzo de toda la comunidad para apoyar a los comercios locales y disuadir de los hurtos.

Como Fiscal del Condado, me comprometo a abordar de frente el aumento de los robos en comercios, apoyar a nuestras empresas locales y garantizar la seguridad de nuestros entornos comerciales. Mediante una combinación de aplicación rigurosa de la ley, colaboración comunitaria y apoyo a las empresas, trabajaremos con diligencia para hacer frente a esta creciente preocupación.

Derechos y servicios de las víctimas

Mi compromiso con la justicia no consiste únicamente en perseguir a los delincuentes, sino también en apoyar y defender firmemente a las víctimas. Garantizar los derechos y servicios de las víctimas de delitos es la piedra angular de la misión de mi oficina.

Ante todo, nos dedicamos a ampliar y mejorar los servicios a las víctimas. Esto implica aumentar los recursos y la dotación de personal de nuestra División de Servicios a las Víctimas para garantizar que cada víctima reciba una asistencia personalizada y compasiva. Trabajaremos para proporcionar un apoyo integral, que incluya orientación jurídica, asesoramiento emocional y ayuda práctica para desenvolverse en el sistema de justicia penal.

Para garantizar el respeto de los derechos de las víctimas, mi oficina hará cumplir rigurosamente la Declaración de Derechos de las Víctimas. Esto significa mantener a las víctimas informadas sobre sus casos, incluidas las actualizaciones de los procedimientos y los cambios en la situación del acusado. Nos aseguraremos de que las víctimas tengan voz en el proceso de justicia penal, incluida la oportunidad de hacer declaraciones de impacto en las sentencias y en las audiencias de libertad condicional. Además, reforzaremos las asociaciones con organizaciones locales especializadas en el apoyo a las víctimas, como refugios, centros de asesoramiento y grupos de defensa. Colaborando con estas entidades, podemos ampliar nuestro alcance y proporcionar una red más amplia de servicios de apoyo.

También nos comprometemos a formar exhaustivamente a nuestro personal sobre la sensibilidad hacia las víctimas y las mejores prácticas más recientes en materia de apoyo a las víctimas. Esta formación garantizará que todas las interacciones con las víctimas se lleven a cabo con empatía, respeto y una profunda comprensión del trauma que puedan haber sufrido.

Además, mi oficina buscará activamente subvenciones y otras oportunidades de financiación para mejorar los servicios a las víctimas, garantizando que estos programas cruciales no se vean limitados por las restricciones presupuestarias.

Por último, realizaremos actividades de divulgación y educación en la comunidad para concienciar sobre los derechos de las víctimas y los recursos de que disponen. Es vital que las víctimas sepan que no están solas y que existen vías de apoyo y reparación. Como Fiscal del Condado, soy firme en mi dedicación a aumentar los servicios a las víctimas y garantizar que los derechos de las víctimas sean una prioridad en nuestro sistema de justicia. Nuestro objetivo es crear un entorno en el que las víctimas se sientan apoyadas, escuchadas y respetadas a lo largo de su camino hacia la justicia y la curación.

Robos y delitos contra la propiedad

Me comprometo a hacer cumplir la ley y a garantizar la seguridad y la calidad de vida de todos nuestros residentes. La lucha contra los robos y los delitos contra la calidad de vida es una de las principales prioridades de mi oficina, y estamos decididos a exigir responsabilidades a quienes cometen estos delitos.

Los robos con allanamiento de morada y delitos similares no sólo provocan pérdidas materiales, sino que también afectan considerablemente a la sensación de seguridad y bienestar de nuestra comunidad. Para combatir eficazmente estos delitos, mi oficina colaborará estrechamente con las fuerzas del orden para garantizar investigaciones rápidas y exhaustivas que conduzcan al enjuiciamiento de los delincuentes. Emplearemos técnicas forenses avanzadas y aprovecharemos las iniciativas de vigilancia de la comunidad para identificar y detener a los responsables.

Además, reconocemos que los delitos contra la calidad de vida, como el vandalismo, los pequeños hurtos y la intoxicación pública, aunque a menudo se consideran menores, pueden tener un impacto negativo acumulativo en el bienestar de la comunidad. Abordaremos estos delitos con un enfoque equilibrado, que garantice unas consecuencias jurídicas adecuadas y tenga en cuenta al mismo tiempo cuestiones subyacentes como la pobreza, la adicción y la salud mental.

Con este fin, mi oficina apoyará y colaborará con programas de servicios sociales y organizaciones comunitarias que proporcionen recursos para la rehabilitación, el tratamiento de la salud mental y la reinserción social. Creemos en un enfoque de justicia restaurativa, cuando proceda, para abordar las causas profundas del comportamiento delictivo y reducir la reincidencia.

Además, nos comprometeremos con los miembros de la comunidad a través de programas de divulgación para comprender mejor sus preocupaciones y trabajar juntos para mejorar la seguridad del vecindario. También defenderemos y aplicaremos medidas preventivas, como programas de vigilancia vecinal y campañas de educación pública, para disuadir a posibles delincuentes.

En resumen, como Fiscal del Condado, mi oficina se dedica a responsabilizar a quienes cometen delitos de robo y contra la calidad de vida, empleando una estrategia integral que incluye la aplicación rigurosa de la ley, el enjuiciamiento eficaz, la colaboración comunitaria y un enfoque en abordar las causas subyacentes de estos delitos. Nuestro objetivo es garantizar un entorno de vida seguro y de alta calidad para todos nuestros residentes.

Abuso de sustancias y salud mental

Estoy profundamente comprometido a abordar los retos a los que se enfrentan las personas con problemas de adicción y salud mental de una manera compasiva y eficaz. Reconociendo el profundo impacto que estos problemas tienen tanto en las personas afectadas como en la comunidad en general, mi oficina se dedica a aumentar la inscripción de adictos y enfermos mentales en programas de restauración.

En primer lugar, nos centraremos en ampliar la disponibilidad y accesibilidad de los programas de remisión que hacen hincapié en el tratamiento y la rehabilitación frente al encarcelamiento para delincuentes no violentos con problemas de adicción y salud mental. Estos programas son cruciales, ya que proporcionan el apoyo médico y psicológico necesario, que suele ser el primer paso hacia la recuperación y la reinserción en la sociedad.

Para lograrlo, trabajaremos en estrecha colaboración con proveedores de atención sanitaria, especialistas en salud mental y organizaciones comunitarias para mejorar los programas existentes y desarrollar nuevas iniciativas. Este enfoque colaborativo garantiza una red integral de apoyo adaptada a las necesidades individuales.

También trataremos de aumentar la financiación de estos programas, abogando por más recursos a nivel local, estatal y federal. Esta financiación es vital para ampliar el ámbito y el alcance de los servicios, haciéndolos más accesibles a quienes los necesitan.

Además, mi oficina emprenderá campañas de educación pública para desestigmatizar la adicción y las enfermedades mentales. Concienciando sobre estos problemas y sobre la eficacia del tratamiento frente al encarcelamiento, podemos cambiar la percepción pública y animar a más personas a buscar ayuda.

También colaboraremos con las fuerzas del orden para impartir formación sobre cómo tratar a personas con problemas de adicción y salud mental. Esta formación se centrará en técnicas de desescalada y en el reconocimiento de signos de enfermedad mental o abuso de sustancias, garantizando que las interacciones se traten con sensibilidad y adecuadamente.

Además, evaluaremos y adaptaremos periódicamente nuestras estrategias para asegurarnos de que son eficaces y responden a las necesidades cambiantes de nuestra comunidad. Esto incluye mantener un diálogo abierto con los profesionales sanitarios, las personas afectadas y sus familias para obtener información y comentarios sobre nuestros programas.

Como Fiscal del Condado, mi objetivo no es sólo mitigar los problemas derivados de la adicción y los problemas de salud mental, sino también proporcionar vías para la recuperación y el crecimiento personal. A través de una mayor inscripción en programas restaurativos y un enfoque en el tratamiento y la rehabilitación, podemos tener un impacto positivo significativo en las vidas de muchos en nuestra comunidad.

Justicia y política de súplicas

Pondré en marcha un nuevo régimen de acusación y una nueva política de alegaciones que reflejen nuestro compromiso con la justicia, la equidad y la seguridad de nuestra comunidad. Este nuevo enfoque está concebido para garantizar que nuestras estrategias de enjuiciamiento sean eficaces y equitativas, atendiendo a las necesidades de la comunidad y a los derechos de los acusados.

Nuevo régimen de tarificación

1. Tarificación basada en pruebas: Adoptaremos un estricto enfoque basado en pruebas para las decisiones de acusación. Esto significa que sólo se presentarán cargos cuando existan pruebas suficientes para fundamentar una condena. Este enfoque garantiza la equidad y mantiene la integridad del proceso judicial.

2. Priorización de los delitos graves: Nos centraremos en perseguir los delitos graves y violentos que supongan la mayor amenaza para la seguridad pública. Esta priorización nos permite asignar los recursos de manera eficaz y proteger a la comunidad de los individuos más dañinos.

3. Consideración de factores atenuantes: En los casos de delitos no violentos, especialmente para los delincuentes primerizos, tendremos en cuenta factores atenuantes como los antecedentes del individuo, las circunstancias del delito y el potencial de rehabilitación. Este enfoque pretende equilibrar la necesidad de responsabilidad con la oportunidad de reforma.

Nueva política de súplicas:

1. Acuerdos transparentes: Estamos comprometidos con la transparencia en nuestro proceso de negociación de los cargos y la condena. Se ofrecerán acuerdos basados en la solidez de las pruebas, la naturaleza del delito y los antecedentes penales del delincuente, garantizando un resultado justo y equitativo.

2. Alternativas al encarcelamiento: Para los delincuentes no violentos, especialmente los que luchan contra la adicción o problemas de salud mental, vamos a ofrecer acuerdos de culpabilidad que incluyen alternativas al encarcelamiento, tales como programas de desviación, el tratamiento y el servicio comunitario. Esta política reconoce la importancia de abordar los problemas subyacentes que contribuyen al comportamiento delictivo.

3. 3. Participación de las víctimas: En los casos en los que las víctimas estén implicadas, su aportación será una parte crucial del proceso de acuerdo de culpabilidad. Nos aseguraremos de que las víctimas sean escuchadas y de que se tengan en cuenta sus preocupaciones, respetando sus derechos y necesidades a lo largo de todo el proceso.

4. Revisión y supervisión periódicas: Nuestras políticas de defensa se revisarán periódicamente para garantizar que se ajustan a los principios de justicia y eficacia. Se establecerán mecanismos de supervisión para controlar la aplicación de estas políticas y garantizar que se apliquen de forma coherente y justa.

Este nuevo régimen de acusación y la política de declaración de culpabilidad representan un importante paso adelante en nuestra búsqueda de un sistema legal más justo, equitativo y eficaz. Como Fiscal del Condado, estoy comprometido a defender el estado de derecho, reconociendo al mismo tiempo la necesidad de un sistema que apoye la rehabilitación y los resultados positivos para la comunidad.

es_MXSpanish